The Incredible Burt Wonderstone

The-Incredible-Burt-Wonderstone_08

Honestamente, The Incredible Burt Wonderstone es una película bastante mediocre. Me duele decirlo porque he esbozado varias sonrisas mientras la veía, pero es muy flojita. El único motivo por el que deja un buen recuerdo en el espectador es por el reparto de primer nivel que posee. Por lo demás, todo muy pobre para una comedia.

Porque Don Scardino no es un director de películas. Él es un hombre de series, que ha llevado a las televisiones buenos contenidos como Rockefeller Plaza, Ed o Ley y Orden. Pero el cine le queda grande, es así. Si en una comedia no hay como mínimo un par de carcajadas, malo. Y en esta no hay ninguna.

Como he dicho al principio, la película se salva por sus actores. Y no por todos. Steve Carell y Steve Buscemi ofrecen su nivel habitual, copando la mayoría se escenas absurdas que brinda el guión. Olivia Wilde, además de poner su cara bonita (¡y qué bonita!), pone el pequeño punto dramático a la historia. Es muy pequeño ese matiz, pero con esos ojos tan expresivos está casi todo hecho. Alan Arkin, como lleva haciendo en los últimos años, está muy cómodo en su rol como abuelo retirado. Además, siempre es un placer volver a ver juntos a Carell y Arkin, después de gozar con ellos en la estupenda Little Miss Sunshine. Por último, ver en pantalla a James Gandolfini es un lujo para todo fan de Los Soprano.

El contrapunto lo pone Jim Carrey. No soy, ni mucho menos, una de esas personas que odia a Carrey. Que los hay. Y muchos. “Es que siempre está poniendo caras y haciendo muecas…”. Puede ser, pero reconozco que me he reído bastante con varias de sus películas. En esta, sin embargo, su papel como “mago” salido de Jackass es hasta desagradable. El único momento que me ha sacado una sonrisa es cuando Steve Grey, el personaje que interpreta Carrey, habla de arrancar el corazón a las personas. No sé si está hecho a propósito, supongo que sí, pero me ha parecido un ligero tributo a la escena que él mismo protagonizó en Dos tontos muy tontos.

Eso sí, si hay alguna película en la que no desentona una canción de Pitbull es esta. La parte positiva de la banda sonora la pone el On top of the World, de Imagine Dragons. Temazo.

En resumen, como película familiar o para ver un domingo de resaca, sirve. Pero que nadie espere ver magia, más allá de los trucos que se realizan en la historia, claro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s