Lawless

lawless

Uno ve el reparto de Lawless y ya intuye que es una buena película. Y lo es. Pero lo que podría ser un filme de esos que deja poso acaba convirtiéndose en una película motivante.

Porque Tom Hardy es un tipo cuya carrera cinematográfica crece cada día. A su musculado cuerpo, que ya pudimos ver en Warrior y The Dark Knight Rises, se le unen un atractivo acento british y el poderío de macho alfa, características destacadas en su papel como Forrest, el hermano mayor del trío Bondurant, un tipo del que se cuentan leyendas y que es calificado como inmortal. Todo en un ambiente sureño, durante la época de la Ley Seca, sin ciencia ficción de por medio.

Porque Guy Pearce llega a resultar tan odioso que es el propio espectador el que desea que se lo carguen. Y que lo hagan, además, de una forma cruel y despiadada.

Porque Jason Clarke como Howard, el hermano mediano, habla poco, pero actúa mucho. Y cuando lo hace, es siempre a base de puñetazos, disparos o cuchilladas. Y eso, efectivamente, motiva.

Porque incluso Shia LaBeouf llega a demostrar en el tramo final de la película que puede ser un actor medianamente decente. Al chaval le cuesta, es el que más minutos chupa en pantalla, pero al final lo consigue.

Porque Jessica Chastain brilla en cualquier papel que interpreta.

Porque Dane DeHaan y Mia Wasikowska son jóvenes y prometedores. A ambos los conocí en esa gran serie llamada In Treatment, y seguramente les veremos más en los próximos años.

Porque tener de secundario a Gary Oldman dice mucho. Diría mucho más si hubiera tenido un papel más relevante en la trama, pero lo poco que sale, es genial, as usual.

Esos son los actores. Bien, ¿no? En el “cómo” puede haber opiniones más diversas. Porque Lawless empieza con una escena en la que tres niños, los hermanos Bondurant, están plantados delante de un cerdo con una pistola. El pequeño, que es quien la sostiene, no se atreve a matar al animal, así que es el mayor quien debe cagarse al pobre puerco. ¿Escena gratuita? Totalmente. Y como esa, alguna más durante las casi dos horas de metraje. Discutibles elecciones las del director John Hillcoat, pero la película se basa en la novela de Matt Bondurant, nieto de Jack, por lo que algo de cierto habrá en todo lo que vemos. Para mí, acierto.

lawless2

Anuncios

Un comentario en “Lawless

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s