Django Unchained

django-unchained

Hay películas que sabes que te van a gustar. Lo sabes desde que ves el primer trailer. Incluso antes, al ver el reparto. No hace falta leer ninguna crítica ni que tus amigos empiecen a llenar las redes sociales con elogios hacia ella. Tienes la seguridad de que, al ver THE END en la pantalla, estarás más que satisfecho. Eso me pasaba a mí con Django unchained.

Y así ha sido.

Desde el minuto 1 he conectado con ella. Y, conforme pasaban los minutos -los 165-, más me iba metiendo en la película. No soy un groupie de Tarantino, aunque la gran mayoría de sus obras me encantan, pero cómo no amar un filme en el que una historia tan poderosa la encarnan actores tan buenos.

Porque a Tarantino se le pueden agradecer muchas cosas, pero pocas tan necesarias como el haber rescatado a Christoph Waltz de su Austria natal, o donde quiera que estuviera desarrollando su carrera, y lo pusiera en primer plano. Dos Oscars han sido el premio para Waltz, mucho menor que el que hemos recibido los espectadores ante tan excelso intérprete. Como se ve, soy fan de este caballero.

Pero es que Waltz no está solo. Va acompañado, literalmente, por un Jamie Foxx que encaja a la perfección en el papel de Django. De menos a más, acabando en lo más alto.

—Django. The D is silent.

Y en el lado opuesto, Leonardo DiCaprio y Samuel L. Jackson. Casi nada. DiCaprio está muy bien como Calvin Candie, pero el realmente odioso es ese negro cambiado de bando, Samuel L. Jackson en la piel de Stephen. Entre los cameos de la película, además del habitual de Quentin Tarantino, hay que destacar el de Jonah Hill en el momento más cómico de la película, con las capuchas de los Ku Klux Klan, y el de Franco Nero, puesto que el actor italiano fue el Django original en la película de 1966.

Django unchained estuvo nominada a 5 premios Oscar, película, actor secundario, guión original, sonido y fotografía, alzándose con el de mejor secundario, gracias al talento de Christoph Waltz, y el de guión, por lo que Tarantino ya tiene su segundo Oscar. Además de esos puntos fuertes, hay que destacar el acierto en la elección de la banda sonora. Una mezcla de estilos y épocas que encajan a la perfección en la película.

—I like the way you die, boy.

Porque te pueden gustar, como a mí, las películas que hacen pensar, las de no pensar, las moñas, las comedias e incluso los musicales. Pero las motivantes están a otro nivel.

django-unchained-stephen-calvin

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s