El lado bueno de las cosas

El-lado-bueno-de-las-cosas

Lo primero que debo decir de esta película es que no conseguí aprenderme su título en inglés hasta después de haberla visto. Porque retener Silver Linings Playbook no es tan fácil como parece…

La verdad es que me llamó mucho la atención su éxito en la Academia, lo que le valió estar nominada a 8 Oscars (película, director, actor, actriz, actor secundario, actriz secundaria, guión adaptado y montaje), de los cuales únicamente se alzó con uno, el que recibió la risueña Jennifer Lawrence. A pesar de esa gran aceptación, aguanté mi curiosidad y no quise saber mucho sobre la trama de la película.

Una vez vista, me ha sorprendido que en la promoción de la cinta se destaquen dos cosas: que es la película con mejor rollo del año y que el amor duele. Son dos ideas muy diferentes, una sobre la propia película y otra sobre la trama que se desarrolla, pero ambas son difíciles de negar. Por lo menos, la segunda es totalmente cierta.

Sin embargo, para haber obtenido 8 nominaciones, tampoco me parece que sea una película TAN buena. Me ha gustado mucho, sobre todo con el paso de los minutos, pero quizás la hayan sobrevalorado un poco. Además, hay dos puntos en los que podría decirse que David O. Russell falla:

  • La película se enmarca dentro de varios géneros, lo que le resta poderío. La historia es dramática, pero se vende como comedia romántica e incluso algunas críticas le atribuyen un “impostado aire indie”. Con esto, el espectador no sabe si dejar que su alma se encoja o buscar los giros cómicos en cada escena.
  • Es difícil identificarse con un personaje. Es cierto que varios de ellos sufren problemas mentales y, por mucho que alguien nos diga “hey, tío, qué loco estás”, no llegamos a ese punto. En mi caso, el momento de mayor identificación ha sido con el personaje de De Niro mientras ve los partidos de los Eagles, puesto que tiene toda clase de supersticiones: sujetar un pañuelo, poner los mandos de una manera determinada, enfundarse la camiseta del equipo… ¿Quién no ha hecho cosas así mientras juega su equipo? ¿eh? ¿EH?

De lo que no cabe duda es de que el reparto hace mucho en esta película. Así lo demuestran los cuatro nombres que fueron candidatos a alzarse con la preciada estatuilla. Bradley Cooper, hasta ahora hombre de acción y comedia, además de ocupante habitual de los primeros puestos de los más guapos del año, lleva con gran acierto el peso de la película en un rol nada fácil de desempeñar. Como él mismo ha reconocido en alguna entrevista, hace unos años vivió una experiencia similar, de autodestrucción, en primera persona, por lo que su actuación está, más que nunca, basada en hechos reales. Jennifer Lawrence es la actriz con más futuro de Hollywood. Un Oscar con 22 años y próximos buenos proyectos es un camino que a cualquiera le gustaría recorrer. Hasta ahora, no la tenía muy fichada, únicamente la había visto en X-Men: First Class y Los juegos del hambre, pero aquí brilla con luz propia. No sé si tanto como para ser justa ganadora del Oscar porque aún me quedan muchas películas por ver de las nominadas, pero ya nadie puede dudar de su talento. El resto del reparto está lleno de grandes secundarios, Robert De NiroJacki Weaver, Chris Tucker, John Ortiz…, que mantienen y elevan aún más el nivel de la película.

La trama me ha gustado bastante. He de reconocer que me ha costado enganchar con la película, pero las escenas de Cooper y Lawrence, a pesar de que no me transmiten mucha química juntos, han conseguido meterme en vereda. La idea genérica de que el amor duele está representada por dos personas con ciertos desequilibrios mentales, lo que pone en tela de juicio un final feliz. Sin embargo, es interesante la idea de que el personaje de De Niro también sufra bipolaridad. Eso demuestra que un matrimonio, una vida en pareja y la construcción de una familia son posibles. No importan las paranoias mentales ni las estúpidas supersticiones, un objetivo claro y firme lo puede todo.

THE SILVER LININGS PLAYBOOK

Anuncios

4 comentarios en “El lado bueno de las cosas

  1. A mí me gustó, sobre todo por el tándem Foster-Gibson. Y el guión, aunque flaquea a veces, pone sobre el tapete cuestiones bastante interesantes. Creo que es una película que aporta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s