Trouble with the curve

trouble-with-the-curve2

Puede que las películas con trama basada en un deporte os den un poco de pereza y ya os aseguro yo que esta no es una de esas citas cinematográficas que no os podéis perder, pero hay una gran razón para ver Trouble with the curve (Golpe de efecto, en España): Clint Eastwood. Y Amy Adams. Pero, principalmente, Clint.

A pesar de que Eastwood repitió en más de una ocasión que Gran Torino iba a ser la última vez que le íbamos a ver en la pantalla, este proyecto hizo que se replanteara esa decisión. Y tener la oportunidad de ver su última (o no, quién sabe) actuación es algo muy valioso.

Viendo el trailer, uno puede pensar que estamos ante una historia del estilo de Moneyball, pero hay algo más. Bastante más. No vemos la firma de Eastwood en dirección y guión, pero sí las de Robert Lorenz y Randy Brown, respectivamente, personas en las que el viejo Clint confía y que aprendieron de él.

Así, la historia tiene el béisbol como base, pero su trasfondo muestra la relación entre un padre y una hija. Clint Eastwood y Amy Adams no solo brillan individualmente, sino que además (y sobre todo) son perfectos conjuntamente. La química que muestran en todo momento sube a “buena” una película normalita. Poco se puede decir ya a estas alturas de Eastwood, pero sí queda mucho por escribir de Amy Adams. Para empezar, la meto en el saco de actrices que me están llamando mucho la atención, junto a Elizabeth Olsen, Emma Stone o Jessica Chastain. Y, al igual que las tres anteriores, creo que la veremos en muchos y buenos proyectos próximamente.

Además de ellos dos, en Trouble with the curve podemos ver a John Goodman, fantástico en todos los papeles que interpreta, y a Justin Timberlake, cuya reconversión a actor me sigue convenciendo cada vez más. Habrá que verle en un papel que le aleje del guaperas de turno, pero el chaval tiene madera.

Y, para mí, el gran logro de la película es hacer que te identifiques con los personajes. Y no solo con uno. Ya digo que esta es una valoración muy personal, pero he llegado a verme en la piel de los personajes de Eastwood, Adams y Timberlake en varios momentos. Algo que tiene parte de inquietante y mérito por el que aplaudir.

trouble-with-the-curve

Anuncios

3 comentarios en “Trouble with the curve

  1. Se te olvida mencionar a Robert Patrick, que tampoco desmerece aquí. Amy, sí, va mereciendo cada vez más el calificativo de maestra. A ver qué tal lo hace en la nueva de Superman.
    Apúntate otra que debes ver YA, también relacionada con el deporte: The Boxer (1997). En serio, ya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s