Alguien voló sobre el nido del cuco

alguien-volo-sobre-el-nido-del-cuco

Lo bueno de ser joven y amante del cine es que siempre te quedarán joyas por ver. Han sido tantas las películas geniales que se han hecho a lo largo del siglo XX que podría estar meses cubriendo lagunas cinematográficas. Y no acabaría.

Alguien voló sobre el nido del cuco es una película especial para mí ya solo con ver el título. “Cuco” es uno de mis múltiples sobrenombres y creo que al que le tengo más cariño. Pero sí, a pesar de que han pasado casi cuatro décadas desde su estreno, aún no había disfrutado de esta obra maestra.

No exagero cuando la califico como obra maestra, ni lo hacen quienes la incluyen en las listas de mejores películas de la historia. 5 Oscars la avalan: mejor película, mejor director (Milos Forman), mejor actor (Jack Nicholson), mejor actriz (Louise Fletcher) y mejor guión adaptado. Casi nada. No me he molestado en comprobar qué otras películas fueron nominadas en 1975, pero el vencedor de la noche estaba más que claro antes de abrir los sobres.

De Milos Forman ya disfruté en su día de su impresionante Amadeus, pero Jack Nicholson es un plus incalculable. Nunca he sido un gran seguidor de Nicholson, pero nadie puede negarle que da su toque a todas las películas en las que participa. Y no solo eso. Papeles mayúsculos como el de Joker, del loco Jack Torrance en El Resplandor o del peculiar Melvin en Mejor… Imposible son una clara muestra de todo su talento. A ese listado de grandes interpretaciones se une la que realiza aquí como R.P. McMurphy.

Y lo mejor de todo es que la película no es solo Jack Nicholson. Es también Louise Fletcher en la piel de esa estricta enfermera Ratched y, sobre todo, un gran plantel de secundarios haciendo de enfermos mentales: Danny DeVito (Martini); el que después sería Doc en Regreso al Futuro, Christopher Lloyd (Taber); o Vincent Schiavelli (Fredrickson).

Disfrutas de la película durante dos horas y te quedas extasiado en los diez minutos finales. No desvelaré nada porque estoy seguro de que muchos de mi generación no han tenido la oportunidad de ver Alguien voló sobre el nido del cuco. Después de un rato pensando, he llegado a la conclusión de que la reflexión de fondo que se ofrece es que en todo lo bueno hay algo malo y en todo lo malo, algo bueno. Pero no es fácil determinar qué trata de transmitirnos Forman. Quizás esa sea otra de las razones por las que admirar esta película.

Anuncios

3 comentarios en “Alguien voló sobre el nido del cuco

  1. Desde luego, Ikercico, algunas de tus lagunas se asemejan más bien a océanos, jaja. Pero qué bien que vayas cubriéndolas. Tienes que atreverte a ver clásicos aún más viejos. De los 40, 50 y 60.

    Jack es el puto amo. Punto. Como sabrás, es de los poquísimos que ha ganado tres Oscars. Lástima que en los últimos 10 años sólo haya decidido aparecer en 5 películas, todas muy buenas, eso sí.

    • Poco a poco, hay que llegar a muchas cosas. Estos días también he visto otras dos míticas: ‘Los puentes de Madison’ y ‘Toro Salvaje’, de las que habrá post en breve.

  2. Vaya, vaya, te estás apuntando a obras maestras como la copa de un pino. Espero que de “Raging Bull” menciones su intro. y de “Los puentes…”, lo que se dice en los silencios de sus protagonistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s