Shame

Así como en otras muchas películas recomiendo un visionado sin conocimientos previos sobre la trama, en este caso es indispensable saber qué se va a ver para tener una correcta interpretación del filme.

La trama, básicamente, nos presenta a Brandon (Michael Fassbender), un atractivo treintañero afincado en Nueva York que vive obsesionado con el sexo. Dicha fijación le impide desarrollar una relación más profunda, ya sea con una pareja o con su hermana.

En un principio, creí que el público objetivo para esta película eran los varones con un mínimo de madurez. Si no existe tal grado de sensatez, el pensamiento medio no pasará del, disculpen el lenguaje, “buah, qué puto amo, todo el día dándole a la zambomba”. Pero, después de ver la película, una amiga me hizo ver que las mujeres también podían entender la historia, aunque desde otra perspectiva. Ella me dijo que lloró cuando la veía y que sintió mucha pena por Brandon. Un hombre, cuando ve Shame, no puede hacer otra cosa que sentirse identificado.

Esa empatía que se establece entre el varón y el protagonista de la película no quiere decir, obviamente, que todos los hombres tengamos un problema con el sexo. Pero sí es cierto que todos hemos pasado alguna vez por una etapa similar. Lo malo viene cuando esa etapa se repite cada cierto tiempo o, peor aún, cuando no tiene fin, como en el caso de Brandon. En la mayoría de casos, se da en plena adolescencia, cuando las hormonas afloran. Pero la degradación de la sociedad, con la consiguiente pérdida de valores y la mala formación de las conciencias, está llevando a que mucha gente se deje llevar por sus impulsos más básicos, sin ningún tipo de raciocinio.

No hay una progresión en Shame. El héroe no se redime ni encuentra la luz en su vida. Simplemente, se cuenta la historia de un hombre atormentado por la vergüenza, la culpa y la confusión. La forma de narrar de Steve McQueen se adapta al relato: lenta, en ocasiones sombría, echando mano de una destacable banda sonora.

Respecto a los actores, Michael Fassbender lo borda. No me entra en la cabeza que no estuviera nominado al Oscar como mejor actor. Es más, creo que debería haberlo ganado. Pero así es Hollywood, muy liberal para algunas cosas, no tanto con otras… El caso es que Fassbender lleva el peso de la película, como así debe ser, de una forma magistral, reflejando lo atormentado que se siente. Menos me gustó el papel de Carey Mulligan, no tanto por su interpretación como por su personaje. Ella me gustó más en Drive. Aquí, su papel como Sissy me resulta cansino. Ni tan siquiera me gustó su versión del New York, New York del gran Sinatra.

Como he dicho antes, no es una película para todos los públicos pero, aquel que la vea con la mentalidad adecuada, la disfrutará.

Anuncios

12 comentarios en “Shame

  1. Ajá, con Shame, al igual que con Drive, Hollywood deja bastante claro que no va a salirse de ciertos parámetros ya no solamente para entregar la estatuilla sino también a la hora de nominar. Lamentable? Tal vez, no obstante no hay como la no posterior distribución de la película en un país para conseguir enfadar a la peñita…ejemplo Hunger, ópera prima de McQueen (pero tú todo esto ya lo sabes 😉 ¿verdad?)

  2. Primer comentario que veo de “Beitia” en tu blog, Ikercico. Sea ella bienvenida.

    La historia es gris, y efectivamente uno no ve evolución en el protagonista, pero tiene sentido si piensas que a fin de cuentas él se está autodestruyendo. Vamos, que por su adicción no puede mejorar.

    No estoy tan seguro de que el Oscar se lo debía haber llevado Fassbender. Sigo pensando que Clooney o Pitt se lo merecían más que él y que Dujardin.

    Y en cuanto a Carey, ignoro por qué tanto tú como Borja estáis descontentos con ella. Es una actriz como la copa de un pino, también aquí. Habla con sus silencios más que ninguna otra.

    • Eso es porque la Tere no conocía la Jungla antes, que si no, te haría la competencia en número de comentarios…

      Soy muy de Brad Pitt y George Clooney, pero como ya he dicho en posts anteriores, de los tres (cuatro, si contamos a Dujardin), el mejor me ha parecido Fassbender. O Gosling.

      Y de Carey Mulligan ya digo que no es tanto ella como su personaje. Cuando no empatizas con alguien, difícilmente puedes destacar sus bondades…

    • Yo tampoco sé si se lo hubiese llevado, el problema es que si no nominan este tipo de actuaciones ni vosotros ni yo saldremos nunca de dudas… Clooney por Los Descendientes? Buff, mira que no me gusto casi ningún momento de la peli, no sé, no me dijo nada especial. Brad Pitt sin embargo estuvo increíble en Moneyball (igual me maravilló porque la vi el día de mi cumple y estaba contenta, pero es que con ese final y la canción de The show sonándole en el coche… bueno, ya os podéis imaginar que también acabé llorando) en cualquier caso mejor que Clooney fijo; aunque me sorprendió que lo nominasen por esa y no por El árbol de la vida. Eso sí, que la Academia obvió la actuación de Fassbender es clarísimo, pierden puntos.

      Y, Iker (ya sé que habría que poner “e” pero paso) tampoco te pienses que voy a escribir aquí a diario, no quiero quitarle protagonismo a gcallejo que seguro que tiene cosas más interesantes que decir!

  3. jajaja, mamma mia, lo tuyo, Teresica -utilizo ese sufijo siempre que me dirijo a alguien que aprecio y que puede entender los encantos del noble acento navarro, aunque si te incomoda basta con que lo digas- no tiene nombre. O sea que no sólo copas twitter, sino también otras websites. Bárbara.

    Pues ahora discrepo sobre lo de Clooney. A muchos no les gustó The Descendants, incluida la familia norteamericana con la que fui a verla, pero a mi me fascinó. Tanto, que la revisioné en el cine tras las vacaciones de Navidad, a la vuelta de un viaje a Hawaii, para reparar en nuevos detalles. Clooney está sensacional. ¿Que su papel no tiene un brillo especial? Claro! Porque ése es justamente el propósito: interpretar a un hombre cualquiera, sin grandes riquezas, sin grandes atractivos y con una familia cotidiana a morir, que corre como un pato, que entabla amistades con personajes casi deficientes y al que la mujer engaña durante no sé cuánto tiempo. Es un guión sencillo, no simple, que ofrece una historia muy, muy cercana y bastante noble. Todos los diálogos son tan naturales, y los actores les confieren tanta espontaneidad, que me cuesta pensar en cintas más frescas, maduras y realistas. Por no hablar de cómo se combina la comedia con el drama. Vamos, que a mí me llegó, pero eso es opinable, por supuesto.

    De Pitt no hay mucho más que añadir. Lleva años mereciéndose los premios de mayor prestigio.

    • Te entiendo, y entiendo las nominaciones que tuvo, pero no sé, yo cuando veo una película y más especialmente cuando voy al cine, me gusta soñar, que me cuenten algo nuevo, que me llene y me haga quedarme sentada y decir “olé tú”.

      Claro que también me gustan los personajes cercanos, sencillos y con los que me pueda sentir identificada pero no fue el caso del amigo George, no lo sé, me esperaba algo diferente y no fue como me la había imaginado, pero oye: me alegra que como tú mucha gente la disfrute y se recree con ella. 10 puntos para Gryffindor.

      Puedes llamarme Teresica, tu querida hermana también me llama así, lo que no puedes hacer es llamarme Tere. Tere es de vieja viuda con gatos gordos traga-leche.

  4. jaja, eso es porque a mi hermana le dio por imitar mi tendencia al sufijo “ico/a”. Cosas de sangre, supongo. Dale un abrazo y un beso cuando la veas. De mi parte.

    No vamos a darle más vueltas a esta discusión eterna, pero, si hago caso a tu argumento, me cuesta comprender entonces dónde “sueñas” y cómo “te llenas” viendo Shame.

  5. No me dejáis hacerme la maleta!!! A ver, los motivos por los que fui a ver Shame son bastante concretos y me llenó de manera diferente ayudándome a entender a la persona que me la había recomendado. Por supuesto no la vería todos los días ni siquiera sé si la volveré a ver alguna vez pero me abrió los ojos de muchas maneras. Y ahora sí, os dejo que le estamos aumentando la actividad al Iker que da gusto y nadie nos paga por ello!

    Have a nice day

  6. Pingback: Prometheus « Jungla de Cristal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s