Twitter desde el yo

Hace unos días, un amigo me preguntó para qué uso Twitter. Por suerte, conocía el mecanismo de seguidos y seguidores, así que esa parte me la pude ahorrar. Eso sí, al intentar describirle las bondades de la red social del pajarillo, tuve ciertos problemas. En el fondo es como explicarle qué es un fuera de juego a una mujeDIGOOOO… a una persona que no le guste el fútbol: tú sabes qué es, pero es difícil mostrárselo a otros.

Después de darle vueltas unos cuantos días, ayer, mientras conciliaba el sueño, que es cuando me vienen las mejores ideas (tal vez por eso luego sueño cosas tan raras), se me ocurrió una forma de definir qué uso le doy yo y cada uno a Twitter.

El “experimento” consiste en hacer una selección de usuarios a los que uno sigue y, a partir de ahí, sacar conclusiones. Alguna otra vez he pensado eso de “si solo pudiera seguir a 10 personas, estas serían…”. En mi caso es más sencillo, porque no sigo a mucha gente, así que la selección debe adecuarse a cada uno: se trata de quedarse con una décima parte de los tuiteros que cada uno sigue. Es decir, si sigo a 200, me quedo con 20, por ejemplo.

En mi caso, ahora sigo a 110, así que me quedaré con 11. Un 11 ideal, muy futbolístico. A partir de esa selección, cada uno podrá ver qué es lo que más valora de Twitter. Obviamente, no será fácil. Habrá algunos tuiteros que, sin duda, entrarán en la convocatoria, pero otros tendrán que quedarse fuera…

Yo he comprobado que, de esos 11:

  • Conozco en persona a menos de la mitad.
  • Son personas reales; ni empresas o perfiles cómicos.
  • Todos hablan de todo aunque tienen temas estrella (fútbol o publicidad, por ejemplo).
  • El humor y la ironía son constantes en ellos.
  • Compartimos opiniones, aunque no al cien por cien.
  • Muestran mucho contenido externo: enlaces a noticias, vídeos, fotos…

Esas son algunas de mis conclusiones. Tal vez, como decía al principio del post, no es fácil explicárselo a otra persona, pero a uno mismo (por lo menos, a mí) le esclarece mucho el uso que le damos a Twitter.

¿Y por qué sigo a tan poca gente? Muy sencillo. Yo trabajo con ordenador y, cuando estoy en casa, también suelo estar online. Por esto, leo casi todo lo que entra en mi timeline. Si me pusiera a seguir a todo el mundo, no podría leer a todos. Tengo amigos (muy buenos amigos) a los que no sigo. Y no es porque no me interese lo que dicen, aviso. Eso sí, todos ellos están metidos en una lista que reviso con frecuencia. Como suelo decirles, los leo más que cualquiera de sus followers.

[No voy a hacer público mi top 11 pero, si alguien está interesado, que me pregunte]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s