Tan fuerte, tan cerca

Extremely loud and incredibly close es, de las películas que narran los sucesos del 11-S, la más emotiva de todas. Sin ni siquiera estar totalmente centrada en la terrible tragedia de las Torres Gemelas, muestra una historia desde los ojos de un niño.

Fue nominada a mejor película en la pasada edición de los Oscar. No lo ganó y posiblemente fue de las que menos méritos hizo para alzarse con la estatuilla, pero tampoco creo que ese fuera el objetivo del director Stephen Daldry.

Max von Sydow también fue nominado al Oscar como mejor secundario, en una película en la que no dice ni una sola palabra. Y ya es la segunda película de Sandra Bullock, tras The Blind Side, en la que acabo con los ojos llorosos. Aunque el verdadero artífice de la transmisión de emociones es el joven Thomas Horn. Su debut en la gran pantalla, con tan solo 9 años, ha sido extraordinario. Veremos si llega lejos o se pierde por el camino.

A la película, en la que además de los ya citados actores, también participan Tom Hanks, John Goodman o Viola Davis, se le puede achacar su lento ritmo en algunas escenas, de ahí que las dos horas de duración puedan hacerse un tanto pesadas por momentos. Sin embargo, la historia merece la pena. Una historia que narra la búsqueda de una cerradura que encaje con la llave que tiene Oskar, un niño que perdió a su padre en el 11-S y cuyo gran objetivo es encontrar la solución a ese enigma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s