Loewe: que hablen de mí, aunque sea mal

Esta es la nueva campaña de Loewe, una empresa española de artículos de lujo. La marca, que pertenece a Louis Vuitton, ha lanzado este vídeo para promocionar su nueva colección (Loewe’s Oro Collection), basada en el espíritu de Madrid.

No sé si has visto el vídeo, pero lo que sí es probable es que te haya llegado el eco de las reacciones que ha despertado esta campaña. Twitter es ahora mismo una especie de Guantánamo para la marca española. Y los comentarios y valoraciones de los usuarios en Youtube no se quedan atrás.

Intentando ser objetivos, los estereotipos que se muestran en esos tres minutos de vídeo no se corresponden para nada con la juventud española. Al menos no con toda. Por lo general, los estereotipos nunca se ajustan a la realidad, pero los hay más próximos y más lejanos.

Técnicamente, la campaña no es nada del otro mundo. La música, a pesar de que es una tonadilla conocida, resulta molesta, y el montaje es, como decimos en Pamplona, muy sin más. ¿Entonces por qué Loewe lanza este spot? Dudo que las mentes que lo idearon pensaran que iba a ser un éxito, así que solo queda una opción: que hablen de mí, aunque sea mal.

Esta “técnica” de generar ruido sobre uno mismo funciona muchas veces, pero no siempre. Un ejemplo actual y cercano es José Mourinho. El entrenador del Real Madrid pocas veces está al margen de la polémica, siempre se habla de él. Algunos para bien, la mayoría de aficionados blancos, y otros para atacarle, gran parte de la prensa y del mundo del fútbol. Personalmente, Mourinho a mí no me cae mal y entiendo casi todos sus actos (y eso que soy culé). ¿Qué pasa con ese ruido que genera Mou? Pues que tiene defensores y detractores. Salvo acciones fuera de lo común (el dedo en el ojo de Vilanova), su impacto siempre generará apoyos y ataques. En el caso de Loewe, por ahora he leído un 2% de buenos comentarios. Demasiado significativo. Más aún para quienes, como yo, hemos estado recibiendo el feedback de las redes sociales sin haber visto el vídeo. Una vez que vas a verlo, vas predispuesto a que no te guste y a criticar todo lo que se pueda.

No sé si el “que hablen de mí, aunque sea mal” ha sido lo que buscaban los creativos de la campaña, pero dudo que Loewe lo necesitara y le vaya a beneficiar.

Anuncios

Un comentario en “Loewe: que hablen de mí, aunque sea mal

  1. Pingback: Publicidad gratu-ita « Jungla de Cristal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s