127 horas

Si no has visto la película y no sabes de qué va, además de ser un tipo muy raro, no deberías leer el post, porque contiene spoilers. Aunque si no sabes de qué va y ves al principio que está basada en un libro de Aron Ralston, que es el protagonista, ya sabes que, al menos, no muere.

Así es. Con un año de retraso, he visto una película de la cual ya sabía todo el argumento. Alguno podrá pensar que es una estupidez, pero bueno, todos seguís viendo los Barça-Madrid y ya sabéis cómo acaban siempre…

127 horas es una película dura. Una mezcla entre Náufrago, creo que las razones son obvias, y United 93, el filme sobre el 11-S. Esta última comparación sirve para aquellos que hemos visto la película sabiendo qué va a pasar. Esa agonía por conocer qué vendrá pero no saber cuándo es indescriptible. Los 15 primeros minutos y los 15 últimos son los más agónicos. Esas escenas en las que Aron y las dos chicas se dejan caer al agua entre las estrechas paredes te llenan de angustia. Sabes que aún no es el momento, pero sufres.

El resto de la película, los 60 minutos que narran las 127 horas que Aron pasó con su brazo atrapado por la roca, son un reflejo del instinto de supervivencia del hombre. Personalmente, dudo que llegue a encontrarme en una situación parecida, más que nada porque ya estuve a punto de morir en el monte y no pienso repetir experiencia. Y, si por lo que fuera, me pasara algo así, ni de coña sería capaz de cortarme el brazo con una navaja desafilada. “No, pero es que en esas situaciones, haces cualquier cosa”. No. Yo sería incapaz. Punto. Bueno, yo y el 70% de la gente, que el señor Ralston los tiene muy bien puestos, todo sea dicho.

No sé cómo ni cuándo moriré, pero no me importaría, de hecho me gustaría, tener una cámara para poder despedirme de algunas personas. Eso sí, con mucha batería, que es mucha gente a la que decir adiós. Y creo que con varios me pondría a hacer el capullo, como hace James Franco. Fijo que me dejaría a alguno importante y, en cambio, me vendrían a la cabeza personajes que han pasado por mi vida fugazmente. En cuanto a los delirios de Aron en esas 127 horas, mi máxima comprensión. Me pasa todas las noches.

El verdadero Aron Ralston y su intérprete, James Franco.

Volviendo a la película, que me desvío. Una de las principales razones por las que estaba en mi lista de pendientes es, además de por sus seis nominaciones a los Oscar, James Franco. He aquí un tipo que me cae bastante bien, pero al que no consigo dejar de asociar al bodrio Flyboys. Poco a poco, voy dejando de lado ese mal hábito y me van viniendo a la cabeza otras cosas, como su presentación en la pasada gala de los Oscar junto a Anne Hathaway. James Franco es un gran actor y esta película es una gran prueba de ello. Estar una hora con el brazo atrapado y ser capaz de transmitir esa angustia y desesperación al espectador no es fácil. Volviendo al símil inicial, Tom Hanks en Náufrago lo tenía más fácil en su isla desierta: tenía medios, espacio y, sobre todo, a Wilson. Aquí, Franco solo dispone de su cámara. Bravo por él.

En cuanto al resto de la película, hay cosas demasiado obvias, pero no sé si es porque ya conocía la trama de antemano. Esa imagen del principio de la mano que no alcanza la navaja suiza, por ejemplo, es cantosa se mire por donde se mire. Excusando a Danny Boyle, hay que reconocer que dirigir una película como esta es muy complicado, ya que todos los detalles cuentan. En todas lo hacen, pero en esta mucho más. De los secundarios, hay de todo. Los del final, ese matrimonio que asiste a Aron, bastante patéticos. Poner a Kate Mara (Kristi) como una de las dos personas que James Franco ve antes de quedar atrapado no es mala elección, aunque estaba bastante claro que ella y su amiga iban a grabarse con la cámara, que Aron lo vería después, y precionaría ‘pause’ en el momento preciso. Y el momento de cortar el brazo, me ha parecido bastante realista. Vamos, nunca me he cortado un brazo, pero consigue ese punto de asco y ansia de sangre que todos buscábamos. Detalles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s