Little Miss Sunshine

El poder de los personajes. Esa es una de mis tesis para que una película sea buena. Puedes contar con un reparto lleno de nombres conocidos y talento contrastado que te lo ponga fácil o con oscarizados guionistas que te brinden una historia casi perfecta.

En este caso, la historia es simple (pero buena) y los actores son buenos, pero no ilustres. Sin embargo, se da mucha importancia a los personajes. Cada uno de ellos tiene un rol, una misión en la trama. El padre es un perdedor que, curiosamente, trata de enseñar cómo ser un ganador en la vida. La madre, como buena líder de familia, trata que todo se sostenga y no se venga abajo. El hijo mayor, con un sorprendente parecido a Leo Messi, lee a Nietzsche, tiene características de emo y lleva 9 meses sin hablar. El abuelo le mete a la coca. El tío acaba de irse a vivir con la familia después de intentar suicidarse tras sufrir un desengaño amoroso con uno de sus alumnos. Y, por último, Olive, la pequeña de la familia, es quien los une a todos.

Y, como muchas veces sucede, en la simplicidad está la belleza. Dos Oscars se llevó está película: Michael Arndt, al Mejor Guión Original, y Alan Arkin (el abuelo) como Mejor Actor de Reparto.

La trama lleva a toda la familia a California para que la pequeña Olive participe en un concurso de belleza y talento infantil. Una historia simple. En cuanto a los intérpretes, el rostro más conocido es el de Steve Carell, aunque esta vez se encuentra alejado de su género favorito: la comedia. Greg Kinnear y Toni Collette, metidos en la piel de los padres, funcionan tan bien como siempre como secundarios. Y Paul Dano y Abigail Breslin no hacen sino apuntar maneras de lo que se les viene encima en los próximos años: un futuro muy prometedor.

Es decir, esta historia de poco más de hora y media de duración funciona perfectamente como paradigma de mi tesis. Por si eso fuera poco, la banda sonora (Mychael Danna y Devotchka) me parece genial. Como pequeña curiosidad, en la película hay dos papeles muy secundarios que me han hecho especial ilusión: Bryan Cranston (Walter White en Breaking Bad) y Mary Lynn Rajskub (Chloe O’Brien en 24 horas).

Por último, agradezco a Guillermo su post en Scenas, motivo por el que he visto la película.

Anuncios

8 comentarios en “Little Miss Sunshine

    • He visto tu nuevo post! Esto de las redes sociales es lo que tiene, siempre atento a las novedades!
      Me da un poco más de pereza esa película, aunque los nombres de Edward y Naomi ofrecen cierta garantía.
      Por cierto, justo hoy es el cumple (27 años!!) del actor que interpreta al hijo mayor en Little Miss Sunshine. Buen día para ver la película 😉

  1. Ni pereza ni leches. Tienes que verla con calma, con mucha calma. Hay que aprender de todos los tipos de cine, Iker. Y éste vale la pena.

  2. Creo que compartimos gustos, esta película es una de mis favoritas. No dejes de ver “La chica del puente”, es con diferencia de lo mejor del cine existencial y romantico.. ya me diras…

  3. Pingback: The Descendants « Jungla de Cristal

  4. Pingback: Ruby Sparks « Jungla de Cristal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s