El mundo de los sueños

Los sueños siempre me han parecido un elemento curioso de nuestras vidas. No estoy hablando de cuando uno sueña despierto, poniendo en orden sus ambiciones y objetivos, dejando volar la imaginación. Más bien, me llama más la atención esas historias que pasan por nuestra mente mientras dormimos.

Hasta este año, no solía recordar lo que había soñado la noche anterior. Porque, siempre he oído —y supongo que será verdad—, que todos los días soñamos algo aunque no seamos capaces de recordarlo. El sueño que más se me repite es, siendo muy poco original, ese en el que notas que caes y, justo cuando te vas a estampar contra el suelo, despiertas. No sé si tiene algún tipo de significado y, la verdad, poco me importa.

Esta semana, ya estamos a jueves, he pasado por distintas experiencias. He soñado con gente conocida, amigos, dentro de historias que no hemos vivido y que no me importaría vivir. También he tenido momentos paranoicos, otro gran clásico, donde todo el contexto del sueño es indescriptible e inverosímil. Esta pasada noche he visto incluso el futuro. Dentro de dos días se celebra la final de la Champions, que enfrentará al Barça y al Manchester United. Y ahí me he visto yo celebrando el título junto con Carles Puyol y gente de mi clase del colegio. Curioso. Que yo sepa, mis antiguos compañeros y yo no estamos invitados a la cita de Wembley. El resultado del partido que le había otorgado el título a los culés era 1-0, por si alguno se fía de mi subconsciente y quiere apostar unos eurillos.

Aunque suena a película (mala) de ciencia ficción, estaría bien poder determinar qué nos gustaría soñar. O, mejor aún, hacer que algunas de las cosas que pasan por nuestra mente por la noche se hicieran realidad. Algunos de las sueños que he tenido estos días sin duda me gustaría que tuvieran su reflejo en mi realidad. Uno, obviamente, es la victoria azulgrana en Wembley; los otros, os quedáis sin conocerlos.

El sueño – Jorge Luis Borges

Si el sueño fuera (como dicen) una
tregua, un puro reposo de la mente,
¿por qué, si te despiertan bruscamente,
sientes que te han robado una fortuna?

¿Por qué es tan triste madrugar? La hora
nos despoja de un don inconcebible,
tan íntimo que sólo es traducible
en un sopor que la vigilia dora

de sueños, que bien pueden ser reflejos
truncos de los tesoros de la sombra,
de un orbe intemporal que no se nombra

y que el día deforma en sus espejos.
¿Quién serás esta noche en el oscuro
sueño, del otro lado de su muro?

Anuncios

Un comentario en “El mundo de los sueños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s