La pelota, próximamente deporte nacional

La pelota es uno de mis deportes favoritos para ver. Me gustaría jugarlo también, pero podría acabar con la mano hinchada durante 4 años y medio -sin exagerar- y seguiría habiendo gente que me pasaría por la piedra. Eso sí, en el colegio, jugando con una pelota de tenis, no se me daba nada mal, la verdad.

Para muchos será un deporte desconocido. Los del norte lo conocemos bien. La zona vasconavarra, más La Rioja y la baja Francia son las zonas que más han desarrollado este juego y las que nutren de talentos al deporte. Ayer, sin ir más lejos, Juan Martínez de Irujo se proclamó campeón del Cuatro y Medio. No voy a explicar en qué consiste cada modalidad, pero su sencillez es pareja a la nobleza de quienes lo practican. Aquí no encontraremos operaciones Puerto o Galgo, aunque algún pelotari sí que se ha visto envuelto en situaciones de este tipo. Mikel Goñi, una auténtica bestia, es un habitual de las clínicas de desintoxicación y, por desgracia, nunca ha vuelto a ser el que era.

Juan Martínez de Irujo con la txapela de campeón del Cuatro y Medio. 22-17 venció a Barriola.

Ayer, como decía, Irujo venció por 22-17 a Abel Barriola. Dos de los grandes. Bueno, uno es el más grande (Irujo) y el otro está en el top, después de haber superado una grave lesión. Así, de baja, se encuentra Aimar Olaizola, otro de los referentes en el frontón. Y es que nombres hay muchos, aunque los que se juegan algun txapela (los títulos) parece que son siempre los mismos. Incluso Titín III, con sus 138 años -vuelvo a no exagerar, lo advierto-, ahí sigue dando guerra. Nunca ha sido santo de mi devoción, pero hay que reconocer que tiene un par de voluntades.

Quien más títulos tiene es Retegui. Una especie de Real Madrid en la época de Franco. Es decir, muchos títulos, pero a quien se le presentaban facilidades para llegar a las finales. Como se ve, tampoco me cae muy bien. Tal vez por eso animo a Juan Martínez de Irujo, a ver si le arrebata algún día el puesto de campeonísimo. O tal vez le tengo estima porque una vez me lo encontré por la calle y me pareció de lo más simpático. O tal vez sea porque es el que más garra le echa al asunto. O, quién sabe, igual es una suma de todas esas cosas la que hace que partido tras partido, campeonato tras campeonato, yo sea uno más de los que entona ese “Juan, Juan, Juan Martínez de Irujo” (sí, la canción no es muy elaborada, lo sé).

Como último apunte, he de reconocer que me he alegrado esta mañana al comprobar en la edición digital del diario As que hay una pequeña reseña sobre el triunfo de ayer de Irujo sobre Barriola. La pelota siempre tendrá su espacio en los medios de comunicación de Euskal Herria (ojo, como región, sin tintes políticos ¿eh? que luego hay quienes se me enfadan), así que es grato ver que los periódicos de la capital también se hacen eco de un deporte que mueve a mucha gente, por no hablar del dinero. Bueno, los periódicos y las redes sociales, porque en Twitter la palabra “Irujo” también fue trend topic (uno de los 10 temas del momento) durante gran parte de la tarde. Próximamente, cuando el dopaje destruya todo el deporte español, la pelota se convertirá en el deporte nacional. Ya lo veréis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s