Algunos son buenos solo en Navidad, otros.. todo el año

Hay días en los que te sientes mal. Te levantas de mal humor, vas a clase y todo es un rollazo insoportable, te quedas medio dormido y el profesor de te llama la atención. Vuelves a comer a casa y ¿qué hay? Lentejas… Buff, casi que se te quita el hambre. Acabas de comer y enchufas la tele, siestecita que pillas y te vuelves a levantar de mala leche, y además con toda la baba por la cara. Si hay algo de suerte, no tienes más clases, pero como la suerte no es lo tuyo, de vuelta a la Universidad. Tres horitas del mismo rollo, pero con distinto nombre, que por la mañana y a casa otra vez. Te acuerdas de que tienes que anular una pista de fútbol, que habías reservado pero ya no te dejan. Pum! Multa y cuenta cancelada. Estupendo. “Mamá, ¿qué hay para cenar?” “Pizza”. ¡Vamos! Por fin algo que sale bien. Vas a la cocina y descubres dos pizzas Casatarradellas sobre la mesa. Intentas que tu cara desencajada no llegue a los ojos de tu madre, que con tanto cariño ha comprado las pizzas. Te las comes y a ver si echan una peli o una serie guapa por la tele. Pero no. Programa del corazón, reality show o documental sobre la tarántula marfileña. Wow, cultura, entretenimiento y diversión en una misma noche. No son ni las diez y media y te vas a la cama. Mañana será otro día.

Esto puede pasarle a cualquiera de nosotros algún día de estos. No es que me haya pasado a mí. De hecho, me gustan las lentejas y las pizzas precocinadas. Simplemente, escribo esto porque hay días en los que nos sentimos jodidos, muy jodidos. Nada sale de cara y el mundo está en nuestra contra. Otros días somos el malo de la película. La bordería rebosa por nuestros poros y no nos soportamos ni nosotros mismos. Y hay otros en los que estamos bien, contentos, activos. Así somos, con nuestros altibajos y así nos tiene que soportar el resto.

Antes he visto un anuncio (gracias a los hermanos de la Rosa), que pongo aquí debajo, en el que se habla de que “algunos son buenos solo en Navidad, otros.. todo el año”. A veces, podemos vernos así cuando en realidad hacemos grandes cosas todos los días, aunque no nos lo parezca. Esto es un homenaje a cada uno. Porque todos tenemos una parte buena. Todos sin excepción. Y a veces hay que darle un empojoncito para que emerja.

Anuncios

4 comentarios en “Algunos son buenos solo en Navidad, otros.. todo el año

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s