Dolor, perdón, esperanza

Asesinos, tarados, insensibles. Y, sin embargo, personas. Podría escribir muchos calificativos en referencia a ETA y ninguno de ellos sería positivo, pero ese no es mi estilo. Los ojos de gran parte de la humanidad no alcanzan a atisbar los motivos que llevan a esos seres a cometer semejantes atrocidades. Jóvenes la mayoría de ellos que en ocasiones no saben por qué ni por quién mantienen esa lucha armada en activo.

Este año he tenido la desgracia de vivir de cerca dos de estas “hazañas” etarras. La primera de ellas fue a principio de curso, concretamente el 30 de octubre. Una apacible mañana de jueves en la universidad se convirtió en horas y horas de incertidumbre por saber cuáles eran las repercusiones de la bomba colocada en el Edificio Central. Yo estaba en la Facultad de Comunicación, por lo que no resulté herido, pero la angustia por saber si alguno de tantos conocidos podía estar convaleciente o incluso muerto fue aterradora. Todos conocemos lo que pasó después. Gracias a Dios y a la Virgen del Campus por su intercesión, no hubo ningún fallecido y el orgullo por pertenecer a la Universidad de Navarra creció en el interior de todos. Muestras de cariño y apoyo llegaron de todo el país y Ángel José Gómez Montoro, rector de la UN, nos animó a perdonar y a seguir adelante sin rencores.

oroz

Mi segunda experiencia es más reciente pero no tan cercana hacia mi persona. Hace cuatro días se produjo un atentado en Mallorca en el que murieron dos guardias civiles. Uno de ellos, Diego Salva Lezáun, era de Pamplona. Su hermano, Borja, fue a mi clase en el colegio y una familia amiga, los Pout Lezáun, son primos del fallecido. Por supuesto, mi dolor no es ni mucho menos comparable al suyo y únicamente puedo darles mi pésame y unirme a ese sentimiento de frustración e impotencia ante un acto tan vil. Hace un par de días, el hermano mayor de la familia Pout fue entrevistado en Diario de Navarra y se puede ver perfectamente la angustia de esos momentos que van desde que se conoce la noticia del atentado hasta que se identifica la identidad de los fallecidos. Son instantes en los que todo pasa por tu cabeza y no sabes muy bien qué hacer. Después de conocer la trágica noticia la impotencia y el dolor se manifiestan de muchas formas. Llorar, gritar, rezar, son algunas de esos modos de expresión, aunque desgraciadamente nada puede cambiar.

El perdón y la esperanza son las dos únicas salidas ante ETA. Los miembros de la banda terrorista son personas como ya he dicho antes y merecen ser perdonadas. Esto no quiere decir que no deban ser castigadas por sus actos criminales, pero no se puede caer tan bajo como para desearles la muerte; eso sería ponerse a su nivel. Es difícil, sobre todo cuando la tragedia te toca de cerca, pero hay que intentarlo. La esperanza también es un factor clave. Un anhelo que permita mantener viva la ilusión de que el terrorismo acabará y la lógica y la paz puedan campar a sus anchas por las calles de nuestro país.

Anuncios

2 comentarios en “Dolor, perdón, esperanza

  1. Muy buena reflexión, Iker. Me gustaría resumir todo lo que has dicho en algo muy general, y que creo que sirve para todos los ámbitos. Si quieres que una persoan cambie, has de encontrar su lado positivo, y a partir de él cambiar todo lo malo que pueda poseer. Y sobre todo, nunca perder la esperanza…
    Gracias Iker, eres uno de los mejores.

  2. Siempre he creído que las personas pueden cambiar, aunque muchas jamás lo hagan.
    Son mis experiencias, en cierta medida cercanas, con ETA. Espero no tener ninguna más y que nadie las tenga, aunque creo que para eso aún queda demasiado.
    Gracias a ti por seguir el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s